Es evidente que la industria musical ha experimentado una rápida y notable evolución en los últimos años. La web Digital Music News creó la siguiente animación para mostrarla gráficamente. Muestra el porcentaje de ventas por formato, desde 1980 hasta el 2010. Interesante ver lo drásticos que han sido los cambios en la forma de consumo. Los vinilos, por ejemplos, pasan de un 59,8% en 1980 a un 1,3% en el 2010, y porque han subido los últimos años, pues llegaron a un mínimo de 0,1%. La casete, en cambio, no ha tenido esa suerte: ha pasado de un pico de 54,1% en 1988 a prácticamente desaparecer del mercado. Y similar suerte parecen estar corriendo los CDs: de un máximo de 95,5% en el 2002 a un 49,1% en el 2010, cifra que seguramente seguirá bajando. Las descargas online, en cambio, está en alza: en el 2010 ya representaban más de un 30% de la cuota total, sumando descargas de sencillos y álbumes.

Clickad en la imagen para ver los gráficos animados.

Estos mismos datos fueron representados de este modo por la web francesa Inconnexe, y podéis interactúar con el gráfico en el siguiente enlace.

Pero volvamos a Digital Music News, que detalló estos datos distinguiendo entre álbumes y sencillos.

Álbumes: 

Está visto que el mejor año fue el 2000, y desde entonces las ventas de álbumes han caído alarmantemente, retrocediendo a cifras de principios de los 70.

Sencillos:

Las ventas de sencillos, en cambio, han aumentado espectacularmente desde el 2004, gracias a las descargas digitales. No todo son malas noticias para la industria musical.